The Free Bundle

Como no todos los villanos usan antifaz y roban bancos, el mundo no necesita que todos sus héroes sean Boy Scouts. Para apagar un incendio, a veces es necesario comenzar uno más grande y rezar que no se salga fuera de control. Ese es el caso de los héroes y los anti-héroes de esta edición de The Free Bundle. Los vigilantes más oscuros de todos los tiempos, cara a cara.

Zona Comics

Zona Comics

Comics Zone

Desde Marvel hasta DC Comics, pasando por EC Comics, Image Comics e incluso los artistas independientes.

Caballeros Malditos: Ranking de los Héroes Más Oscuros

Como no todos los villanos usan antifaz y roban bancos, el mundo no necesita que todos sus héroes sean Boy Scouts. Para apagar un incendio, a veces es necesario comenzar uno más grande y rezar que no se salga fuera de control. Ese es el caso de los héroes y los anti-héroes de esta edición de The Free Bundle. Los vigilantes más oscuros de todos los tiempos, cara a cara.

THE PUNISHER

The Punisher Frank Castle El Castigador

Porque cuando un criminal ve lo púrpura de sus entrañas brillar a la luz del sol antes de irse al infierno, no es venganza; es castigo.

Una fuerte tormenta te despierta. Es tarde en la noche, mientras te estiras para alcanzar el interruptor de la luz que está al lado de tu cama, hojas de palmeras rasguñan frenéticamente los grandes ventanales de tu habitación.

La electricidad no funciona. Deberías estar preocupado, especialmente con tu línea de trabajo; pero no lo estas. Después de todo, no construiste tu mansión en una de las tantas pequeñas islas sin nombre a lo largo del Caribe porque te gusta la vista al mar. Lo hiciste porque es prácticamente imposible que alguien pueda encontrarte aquí.

Te levantas de la cama, te pones tus pantuflas bordadas en oro y arrastras los pies por entre una alfombra de mujeres desnudas hasta el baño. Una de las jóvenes se despierta con un suave gemido; la susurras que se vuelva a dormir mientras le atas un nudo a tu bata color púrpura.

En el baño, el agua de la fuente griega que tienes allí sale cálida por estas épocas del año. Ayuda a alejar el sueño, es cierto; pero solo lo suficiente como para que alcances a ver la puerta cerrarse silenciosamente detrás de ti. El pálido cráneo pintado en él la camiseta del hombre que ves en el reflejo del espejo brilla con la luz de la luna. La muerte, haciendo una mueca. Has estado en el negocio el tiempo suficiente como para saber lo que significa cuando el hombre de la camiseta del cráneo pálido se aparece.

Algunas pesadillas ocurren mientras estamos despiertos.

The Punisher (o el castigador, en su versión en castellano) necesita poca introducción. Después de que la mafia asesinara a su familia, el héroe de guerra Frank Castle se convierte en un vigilante sediento de sangre que no se detiene ante nada para acabar con el crimen organizado.

Reconocido por lo innecesariamente brutal de sus métodos y por inspirar miedo con su camisa de calavera, Frank no distingue a quién lleva ante la muerte. Ladrones de bancos, asesinos, mercenarios, pandilleros, traficantes de drogas, incluso señores de la guerra; para él son todos merecedores del filo de su cuchillo. Cuando se trata de impartir justicia, The Punisher es tan ciego como un lanzagranadas en una sala llena de políticos corruptos.

Una extensa capacitación en todo tipo de armas cortesía del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos, la Fuerza de Reconocimiento de Marines, la Airborne School y los SEALs de la Marina, junto con un entrenamiento rápido con el Regimiento Especial del Servicio Aéreo de Australia durante su estadía en Vietnam, hacen que Frank sea un maestro en la infiltración, la estrategia militar, el camuflaje, el combate cuerpo a cuerpo (comparable solo con el de Batman) y en métodos complejos de extracción de información, convirtiéndolo a la vez en juez, jurado y verdugo de su propia cruzada.

Además de contar con sus habilidades, Frank cuenta con una gran variedad de casas seguras, vehículos diseminados alrededor de su base de operaciones principal (la ciudad de Nueva York), cuentas bancarias llenas del dinero de los delincuentes que elimina y con un puñado de identidades falsas que obliga a falsificadores forjar para él con el único propósito de llevar los horrores de la guerra a quienes cruzan la línea de la decencia.

Nacido de la pluma de Gerry Conway de The Amazing Spider-Man, The Punisher toma su inspiración de The Executioner, un personaje pulp muy popular de la época dorada de la ficción creado por Don Pendleton.

Si bien Frank Castle y el Mack Bolan de Pendelton comparten similitudes (ambos son veteranos de guerra, ambos se convierten en vigilantes después de que sus familias son asesinadas por el crimen organizado), Frank lleva mucho más tiempo en carrera, lo que le ha brindado la oportunidad de ser desarrollado por muchos talentos, cada uno añadiendo sus propias inspiraciones a su personalidad.

De las muchas caracterizaciones de Frank Castle que Hollywood ha llevado al cine a través de los años, algunas de ellas buenas, la mayoría de ellas “pasables” (no discutamos el cartoon), el mejor sigue siendo, sin duda, su primera aparición en la Película de 1989 titulada simplemente “The Punisher”.

Mientras espera a que sus muchas heridas se curen en la oscuridad del laberinto que son las alcantarillas de la ciudad de Nueva York, un Dolph Lundgren desnudo da escalofríos y, tal vez, la mejor línea de Frank Castle en la pantalla grande:

“Todavía hablo con Dios a veces, le pregunto si lo que estoy haciendo está bien o mal. Todavía estoy esperando una respuesta, y hasta que consiga una, estaré aquí, esperando, observando. EL CULPABLE SERÁ CASTIGADO!”

SWAMP THING

La cosa del pantano the Swamp Thing

Porque no hay nada en el universo tan cruel como la naturaleza.

Desde las profundidades de los pantanos de Louisiana surge un hombre nacido del fuego y de los químicos de su propio laboratorio secreto: Alec Holland, el Swamp Thing (la Cosa del Pantano).

Aunque ha habido varias encarnaciones de este monstruoso elemental, Alec se encuentra entre los más conocidos debido a la fantástica revisión de Alan Moore en 1984, donde se respondió la pregunta: ¿es La Cosa del Pantano Alec Holland, o al revés?

Tan pacífico como la madre naturaleza —e igual de despiadado— este anti-héroe vaga por la tierra protegiendo su equilibrio y castigando sin piedad a quienes se atreven a cometer crímenes contra la vida.

Con un arsenal de poderes que van desde la regeneración de sus propias extremidades hasta el renacimiento de las cenizas cual un fénix al transmitir su conciencia a cualquier lugar donde haya vida vegetal, La Cosa del Pantano es capaz de crecer alas para volar siempre que lo desee, alterar su forma y tamaño, entender sus brazos o piernas a la longitud que otros superhéroes solo pueden soñar y, lo más importante, controlar toda vida vegetal en cualquier planeta del universo a voluntad.

¿Quién en su sano juicio se enfrentaría con tal cosa? ¿Con tal Cosa Del Pantano?

Bueno, ¿quién podría enfrentarse con un planeta entero, esa es la cuestión! ¿Super? Posiblemente, pero mientras Superman obtiene sus poderes del sol, Swamp Thing los obtiene de la vida en sí; ya sea del planeta Tierra, Venus o cualquier otro planeta que soporte la vida en la galaxia. El simple hecho de que Swamp Thing representa la encarnación de la naturaleza y la vida misma, lo hace inmortal, y quizás incluso más poderoso adversario que el hijo de Krypton.

Pero como todos los que transitan por el camino de los campeones, esto no siempre fue así. El ser inmortal conocido como Swamp Thing mostró sus hojas por primera vez en la Casa de los Secretos # 92 de 1971, de ningún otro que del mismísimo DC Comics

En ese entonces, los creadores Len Wein y Bernie Wrightson hicieron que Alex Olsen (el primer Swamp Thing) fuera asesinado por un rival amoroso en el siglo XX, y luego interpretará un acto de Lázaro cuando regresó de la tumba como un ser humano parecido a una planta con sed de venganza. Un complot que hubiera hecho a Nina Wilcox Putnam, coautora de la versión de 1937 de la momia, escupir su té de la tarde por la nariz.

Tal vez porque hay un parecido notorio con el hijo perdido de Mary Shelley, también reanimado de la tumba por sustancias químicas (aunque muchos creen que fue a través de la electricidad debido a que solo conocen a Frankenstein a través de su versión cinematográfica, como ocurriría con Swamp Thing más adelante) que la historia fue lo suficientemente interesante como para llamar la atención del lector.

Lejos del guardián de la vida que conocemos hoy, pero sorprendentemente similar en cuanto a sus métodos viciosos de impartir justicia, la primera aparición de Swamp Thing tuvo el éxito suficiente como para que DC Comics le otorgue su propia serie. De la noche a la mañana, Len y Bernie ganaron más tiempo para expandir esta primera idea de un hombre-planta que regresa de la tumba. Y caramba si lo hicieron!

Dejando atrás los tuxedos y los bigotes, el dúo reescribió la próxima instalación de Swamp Thing en un entorno más contemporáneo, avanzando hacia lo que sería terreno fértil para uno de los personajes más icónicos jamás concebidos en la historia del cómic.

THE SHADOW

La sombra The shadow

Porque el conocimiento prohibido para nublar las mentes de los hombres permanece como uno de los placeres siniestros que solo puede ser manejado por este misterioso sirviente de la oscuridad.

El famoso aviador de la Primera Guerra Mundial, Kent Allard, regresa a su hogar bajo el alias de Lamont Cranston, un acaudalado joven de negocios sin muchas preocupaciones en la vida, más que la de ser un vigilante nocturno que mantiene a raya al mal.

Después de haber aprendido a nublar las mentes de los hombres mientras viajaba por las misteriosas tierras lejanas del este de Asia, Lamont se convierte en La Sombra; una terrible fuerza invisible que esquiva balas y se mueve rápidamente alrededor de sus enemigos sin ser vista, sólo escuchada.

Su risa profunda y cruel es una firma característica que arroja las mentes de quienes se atreven a cometer un crimen en su ciudad a la desesperación y la locura.

Un maestro hipnotizador con increíbles habilidades físicas, reflejos incomparables, una extraordinaria puntería con sus pistolas .45 y una cruda sed de justicia, convierten a The Shadow en uno de los personajes más oscuros jamás creados.

Capaz de retorcer su cuerpo a extremos que harían que Fakirs de la India se acalambren, Lamont puede deslizarse a través de las paredes más estrechas, comprimir los pulmones para contener la respiración durante períodos de tiempo inhumanos e incluso distorsionar los músculos de su rostro para ocultar sus rasgos faciales a voluntad.

Su risa profunda y cruel es una firma característica que arroja las mentes de quienes se atreven a cometer un crimen en su ciudad a la desesperación y la locura.

Además de poder proyectar su voz a grandes distancias tal cual lo haría un super-ventrílocuo, Lamont habla fluidamente muchos idiomas diferentes a la perfección, utiliza hábilmente varios estilos de combate mano a mano con gran destreza física y posee el poder de doblegar la voluntad de los criminales que enfrenta casi instantáneamente, convirtiéndolos en meros títeres. Todo gracias a sus poderes hipnóticos y su entrenamiento en las arcanas formas de concentración asiaticas.

Creado con el fin de impulsar las ventas de Detective Story Magazine en los gloriosos años 30, The Shadow comenzó primero como un narrador omnipresente para un programa de radio al estilo Tales from the Crypt, pero con historias de Detectives. Luego, como una publicación mensual propia cuando oyentes de todo el país comenzaron a reclamar “esa revista de detectives The Shadow que sale en la radio y nadie parece poder encontrar”.

Encargado de presentar dos historias por mes del largo de una novela, no pasó mucho tiempo hasta que Walter B. Gibson (escribiendo bajo el seudónimo de Maxwell Grant) tuvo que pedir ayuda a otros escritores para hacer frente al reto, aunque logró completar la impresionante cantidad de 282 historias de The Shadow en un lapso de veinte años.

Además de influir en creadores como Bob Kane y Bill Finger en la creación de personajes famosos como Batman o V, de V de Vendetta (Alan Moore), The Shadow de Gibson inspiró a toda una generación de detectives combatientes del crimen en las revistas de pulp que harían justicia por mano propia con una excesiva brutalidad jamás vista hasta ese entonces.

Operando desde su instalación secreta en Nueva York y utilizando una red de agentes que van desde taxistas, policías, médicos y hasta jueces, todos con en deuda con sus vidas, The Shadow vigila el planeta entero y pone una respuesta final al pregunta “¿quién sabe qué mal está al acecho en el corazón de los hombres? La Sombra lo sabe!”

MARV

Marv Sin City

Porque incluso cuando tienen vidas cortas, las hazañas de algunos héroes “gritan” más fuerte que las de otros.

Sin City es un lugar podrido para vivir. Ensucia a todos. Uno tiene que tener la fortaleza moral de diez hombres para mantenerse recto, para no resbalarse por sus grietas, para no ser tentado por su corrupción. Marv era veinte veces más fuerte que cualquier hombre. Mantuvo su cabeza en alto y se mantuvo recto, todo el camino hasta el final. De los “Proyectos”, surge un hombre duro que nunca quiso ser un héroe, pero que en Sin City la vida así barajó sus cartas.

A diferencia de muchos otros a los que estamos tan acostumbrados a llamar héroes, Marv no tiene un suministro infinito de dispositivos tecnológicos, dinero o, lo que es más importante, superpoderes. Ni siquiera vigila su ciudad en absoluto. De hecho, ni siquiera piensa en Sin City como “su” ciudad; la desprecia por lo que le hace a la gente y la única razón por la que se queda es porque, según sus propias palabras, “como que le gusta allí”.

Entonces, ¿cómo combate Marv el crimen si él no es un vigilante o pertenece a alguna agrupación de héroes abocados a saltar techos vestidos en calzas?

Bueno, una cosa es segura; Marv nunca escuchó el llamado del héroe; él nació siendo uno. La pregunta más bien debiera de ser: ¿qué hace un héroe nato si no trabaja de superhéroes?

En su caso en particular, podemos ver que Marv vaga por la vida simplemente haciendo lo que mejor hace: beber, dormir y velar por Nancy Callahan y el resto de las chicas de Kadie’s mientras disfruta de sus shows eroticos. El se ocupa de lo suyo sin estorbar al resto de la gente con delirios infantiles de grandeza, que es más de lo que podemos decir sobre muchos de los llamados superhéroes tradicionales. Aunque, quiera o no, de alguna manera los problemas siempre parecen encontrarlo.

Dicho esto, lo único que motiva a Marv a actuar cuando esos problemas llegan es justamente eso que lo convierte en un héroe; su fuerte deber cívico y su implacable sentido de la justicia.

Con casi siete pies de altura de puro músculos, corte de pelo militar, rostro sombrío y cicatrizado y una condición mental que lo hace peligrosamente psicótico, Marv es tan salvaje como justo. Si ve o se entera de que se está cometiendo un crimen y puede hacer algo al respecto, lo hace. El placer que proviene de sus formas brutales de luchar contra la injusticia, donde aquellos que normalmente se salían con la suya terminan lisiados de por vida o incluso muertos, es solo una ventaja que aprendió a disfrutar.

… lo único que motiva a Marv a actuar cuando esos problemas llegan es justamente eso que lo convierte en un héroe; su fuerte deber cívico y su implacable sentido de la justicia.

Similar a una especie de Conan el bárbaro vistiendo abrigo (según el propio Frank Miller), Marv es un luchador formidable y sorprendentemente hábil cuando se trata de armas, a pesar de que no tiene entrenamiento formal o militar, a diferencia de muchos héroes tradicionales. hacer. En su lugar, Marv hace uso su brutalidad, fuerza y habilidades callejeras para sobrevivir a Sin City.

Aunque Marv muere en “The Hard Goodbye”, lo hace de una manera más que estelar. Él no cae ni salvando al planeta de una invasión alienígena, ni luchando para proteger a la población de toda una ciudad de un malvado plan de algun archienemigo con capa. Simplemente se abre camino en una conspiración político-eclesiástica en nombre de una prostituta muerta y paga el precio por ello.

La manera en la que Marv cabalgó el trueno fue tan magnífica, tan perfecta, que la famosa línea de juguetes de coleccionistas McFarlane Toys inmortalizó la escena lanzando una versión especial del personaje en sus últimos momentos atado a la silla eléctrica.

Los compradores de dicha figura pueden pasarle corriente eléctrica a Marv tantas veces como lo deseen y obtener a cambio las últimas palabras más sinceras y cargadas de emoción que hayan sido impresas en el mundo de los cómics.

Últimas palabras tan poderosas, tan llenas de oscuridad, que lograron elevar su creador, Frank Miller, sobre todos los otros escritores de la industria, invitándolo a ponerse tomar su lugar junto a talentos como los de William Shakespeare, Walter Whitman y Edgar Allan Poe.

- “¿Eso eso lo mejor que pueden hacer, maricas?” Pura poesía.

KIRA

Death Note Kira

Porque pocas cosas en la vida son tan oscuras como el alma de un adolescente con un dios de la muerte como mascota.

Hasta cierto punto se podría decir que Light Yagami es el más afortunado de todos los héroes en la lista. Él lo tiene todo; juventud, buena apariencia, éxito académico, una familia amorosa y un brillante futuro por delante.

Entonces, ¿por qué alguien como él adoptaría una identidad secreta y comenzaría a perseguir criminales? La respuesta podría no ser una sorpresa, ya que es la culpable de haber empujado a la mayoría de los adolescentes a hacer cosas impensables a lo largo de la historia: puro y simple aburrimiento.

Al encontrar un Death Note en el patio de la escuela, Light Yagami comienza una asociación extraña con Ryuk, un Shinigami (o dios de la muerte) que se ha frustrado con las reglas de la vida y la muerte, decidiendo crear unas propias.

Después de estudiar cuidadosamente las reglas establecidas por la deidad en el cuaderno de notas, Light Yagami adopta el nombre de Kira, una severa mano invisible que lleva justicia a los criminales de todo el mundo.

Aunque Kira no tiene ningún poder propio aparte de su inteligencia, podría ser considerado como el héroe más peligroso de la lista. Y sí, él es un héroe, pero más sobre eso luego.

Si bien las reglas más importantes que gobiernan el Death Note son solo cinco, para estar completamente al tanto de su verdadero poder y usarlo todo el tiempo que lo hizo, Kira tuvo que memorizar más de cincuenta, sorprendiendo incluso al propio Shinigami.

Basta con decir que estas reglas no solo son complejas, sino que también están interconectadas entre sí, lo que convierte a Death Note en una trampa mortal para quien la use. Una prueba de que el ingenio de Light Yagami es tan agudo y poderoso como cualquier arma o habilidad aprendida por otros héroes.

Simplemente al escribir el nombre de su víctima en el cuaderno y concentrándose en su rostro, Kira puede matar desde cualquier parte del mundo y salirse con la suya. Incluso puede ir tan lejos como describir la manera en la que ocurrirá, tan detalladamente como le parezca, cómo y cuándo; lo que le da control absoluto sobre la muerte de la persona de formas que ningún otro héroe en la lista posee.

El hecho de que lo haga mientras vive bajo el mismo techo que el investigador principal de los asesinatos (su padre) sería lo suficientemente admirable, pero Kira lo lleva un paso más allá al participar el mismo en la investigación. Pronto elimina a todos los delincuentes de la lista de los más buscados por el FBI como si fueran nada, luego pasa a intentar deshacerse de todos los criminales del mundo, todo mientras almuerza junto a los responsables de capturarle.

Con el tiempo, a medida que las personas comienzan a adorar a la mano invisible que aterroriza a aquellos que violan la ley, Kira se convierte en una deidad por derecho propio.

Aunque el Manga y el Anime lo pintan como un mocoso engreído con aires de poder, resulta que Kira no es nada menos que el héroe definitivo.

Con todo por perder y nada que ganar, desata una ola de asesinatos que duran lo suficiente como para hacer lo que muchos héroes del tamaño de Batman o Superman solo pueden soñar; cambiar el mundo. Con Kira, los criminales en todas partes pasaron de abusar al sistema para escapar del castigo, a temerle.

A pesar de sus obvias intenciones de impartir justicia verdadera al mundo, el “héroe” de la serie no es Kira, si no un imitador de Sherlock Holmes llamado “L”. Todas las organizaciones policiales existentes, e incluso su propio padre, jefe de la Fuerza de Tarea japonesa, montan una persecución sin precedentes en un intento de capturarle.

Sin más aliados que el deseo enfermizo del Shinigami de ver caos, su novia demente, y su propia capacidad intelectual, Kira logra superar todas las expectativas y en última instancia, dar una cruenta batalla contra el crimen.


La tapa de este mes

Te perdiste un número?

The Free Bundle se publica en línea una vez cada dos meses, absolutamente gratis. Películas, cómics, videojuegos, libros, pasatiempos, Warhammer, juegos de mesa y más.